jueves, 4 de febrero de 2010

Construcción de un telescopio y microscopio

TELESCOPIO

Consigue dos lentes convergentes de distinta distancia focal. Te aconsejo una de 30 cm y otra de 5 cm.

Consigue dos tubos de cartón de modo que uno entre ajustado dentro del otro. Si no los consigues puedes cortar uno a lo largo y encajarlo encima del otro. También puedes hacerlos de cartulina.

Corta el tubo exterior de 30 cm y el interior de unos 10 o 15 cm (no es necesaria mucha precisión porque solo es para moverlo dentro del otro y poder enfocar). Traza una línea recta a lo largo del tubo pequeño y divídela en cm.

Usando cinta adhesiva transparente coloca en el extremo del tubo más largo la lente menos convergente (la más delgada) y en el extremo del otro tubo la más convergente. Hazlo con cuidado para que las lentes queden en un plano paralelo a la sección del tubo ya que esto te facilitará que quede alineado el eje óptico de las dos lentes.




MICROSCOPIO

El microscopio que vamos a construir se puede dividir en cuatro partes:
-La parte óptica
- El aparato de enfoque
- La estructura de soporte o portaplatina
- El sistema de iluminación

Para fabricar el lente necesitas (fig.4) una varilla de vidrio con un diámetro de unos 3 mm a 5 mm, un mechero Bunsen y un par de pinzas.

Para reducir la formación de burbujas de gas en las esferas de vidrio, debes lavar bien la varilla de vidrio con agua y jabón. Evita tocar con las manos la parte central de la varilla. Luego de ajustar la llama del mechero Bunsen, calienta la parte central de la varilla mientras la haces girar entre los dedos. Cuando el vidrio esté lo suficientemente caliente y blando, quita de la llama y jala con firmeza con ambas manos hasta obtener una varilla de unos 0.3 m. Rompe la varilla con las pinza por el medio, sin tocar con los dedos. Luego acerca a la llama la varilla delgada y notarás que se produce una esferita, déjala en la llama hasta que tenga un tamaño de 1.5 mm a 2 mm. Luego saca de la lama y deja que la esfera se enfríe. Ahora rompe la varilla a unos 10 mm de la esfera. Usarás esta colita para pegar la esfera en su lugar. Lo que garantiza la forma esférica de la bolita es la tensión superficial del vidrio fundido. Aunque la fuerza gravitacional tiende a deformar la esfera, para obtener lentes de buena calidad debes mantener las dimensiones que te damos. Deberás preparar unas 10 esferitas, luego las examinas con una lupa para escoger la que tenga las dimensiones adecuadas y que esté sin burbujas de aire y otras imperfecciones.

Como necesitamos enfocar con mucho cuidado, el lente está sujeto a una lámina de metal conectada a dos tornillos. El primero sirve para el enfoque y el segundo para el ajuste fino.
El objetivo (lente) se coloca en una de las láminas sobre un agujero. En la fig. 3 se ven las dimensiones. La forma en U le da a las dos láminas estabilidad.
Como puedes ver en las figuras 2 y 3 la base del objetivo está curvada para darle más estabilidad.

La portaplatina es simplemente una caja de madera con dos aberturas a los lados. Está sujeta con pegamento y clavos. La parte de arriba debería tener un material como Formica, pero no es muy necesario. Lo que sí debes hacer es un agujero de unos 10 mm de diámetro para que pase la luz del iluminador. También debes hacer dos agujeros para los tornillos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada